viernes, 1 de agosto de 2014

RONALD BONILLA


De San José de Costa Rica

ESTALLIDO DEL SECRETO
  
No sé hace cuánto me amaron,
ni cuánto amé como si todo se extinguiera
ante la noche,
y no quedase más
que la luz de unos ojos insalvables
cercándome la piel hasta el rebalse.
Y no fuese más que ese beso
el principio de todos los deseos
que la vida amarró a los presagios del olvido.

No sé hace cuánto...
Hay un recuerdo, quizá otros brazos,
tan solo un sueño de hijos
desahuciado de pronto por la libertad.
Solo sé que es cierta la fogata de sed
de nuestros labios cómplices.

No lo puedo decir:
es sólo alucinación de la sangre
que irrumpe despertando la soledad del aire.
Es que requerimos más que estos cuerpos
ínfimos para la sed del encuentro.
Más que esporas ciegas disparándose de pronto
como adolescentes.
Es sólo que bullen como latidos
y ya no pueden repetirse los secretos,
salvados por la móvil levedad
que transpira el ocaso.

Aquí estamos. ¿Acaso
debemos esperar a que madure
la fruta de este estallido
que nos ha rebasado ya por siempre?.
  
Ronald Bonilla Carvajal
De mi libro LA LUJURIA DEL PÉTALO
Derechos de autor protegidos por ley


No hay comentarios:

Publicar un comentario