martes, 1 de abril de 2014

JACK ALEXANDER VERMILES




De Guayaquil, Ecuador

COMO LA LUZ DE MIS OJOS...COMO EL AIRE QUE RESPIRO  

Fueron tantas noches como hoy…
Tantas noches que la tuve entre mis brazos
Bajo las praderas del cielo infinito.
La he perdido, si tal vez la perdí…
Pero aunque nunca más sus manos me acaricien
Aunque nunca más de sus labios escuche una palabra de afecto y amor
Y aunque nunca más, sus sentimientos y emociones se fusionen con los míos
Sé que me quisiste y que todo lo que hiciste, fue por amor a mí.

Fuiste mi primer beso, fuiste mi primera ilusión…
Como el sol de cada mañana que a pesar de la distancia, irradia luz y calor
Sé que algún día me recordarás y mirarás hacia atrás
Por tantas promesas de amor que un día nos hicimos…
Por las huellas que nos dejamos, aun por el tiempo perdido.
Fuiste como la luz de mis ojos, como el aire que respiro…
Como los latidos de mi corazón, como el viento cálido
Como tu aroma que aún percibo.

Fuiste en busca de consuelo, de emociones, de un sueño perdido…
De lo que no encontraste en mi amor, en mis sentimientos, en mis latidos.
Ve, corre, vuela, encuentra lo que tenías escondido…
Derrama allí tu ansiedad, tus secretos, tus motivos… ¡Pero recuerda!
Que el verdadero amor no se busca, no se rinde, jamás se da por vencido
Porque siempre estarás allí…
Como las aguas que fluyen de mar a mar… como un tesoro escondido.

Jack Alexander Vermiles
Derechos Reservados de autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada