martes, 1 de enero de 2013

JORGE BUENDIA




"Respetando el derecho ajeno, podemos disfrutar en sana paz hasta nuestro último día, de lo hermoso de esta vida”
Jorge Buendia
De Cumaná- Edo. Sucre, Venezuela

TE PEDÍ

Te pedí que no te marcharas
Porque eres como te imagine
Antes de conocerte.

Te pedí que no te marcharas
Porque despertaste en mí
Sensaciones que no conocía.

Te pedí que no te marcharas
Ya que te convertiste en la razón
Que me mantiene de pie ante esta vida.

Te pedí que te quedaras
Porque no pienso en otra cosa
Que no sea en hacerte feliz.

Te pedí que aquí murieras
Porque no imagino terminar mis días
Si tú no te encuentras en ellos.

Te dije, no te marches
Pero como se que te iras
Ya te extraño.

Jorge Buendia

5 comentarios:

  1. HERMOSO POEMA,FUE UN PLACER LEERTE.

    ResponderEliminar
  2. Es una exquisita forma de pedir a alguien que forme parte de nuestra vida. Me ha encantado este poema

    ResponderEliminar
  3. Un clamor que sale del alma enamorada que solo tiene una razón de vivir.
    Hermoso sentir has expresado mi niño
    (lo de mi niño es una expresión de cariño-afecto)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. gracias claudina y gracias evangelina por tan sentidos comentarios. un beso desde cumana - venezuela.

    ResponderEliminar