domingo, 1 de septiembre de 2013

LORET VÁSQUEZ TORRES


De Tamaulipas, México

SORTILEGIO DEL ALMA

¡Como caído del cielo!... sortilegio que inundas con la tibieza de agua de tus manos la sed más cruda, ¡la sed del alma!… cúmulo de elocuencia que Dios transporta en tus palabras para ser tejidas en armonía perfecta con el gancho de tu pluma revelando en ellas la sabia luz del sentimiento universal y eterno con ese don peculiar que te calza desde las alturas hasta tus adentros para proyectarla divinamente en versos...

Se amerita siempre tu intelecto de sofisticado misterio pues… te me figuras ese lago tranquilo que espera el soplo del viento para levantar entre sus oleajes el abecedario flamante de la lengua de Castilla y hacer del sentimiento vaporoso un incienso de aromática poesía...

Sí, Dios te ha colocado, precisamente allí, en el centro de las dos montañas, la de la inspiración y la de la palabra, para cumplir la misión perfecta: ¡irradiar versos del alma!...

Tú, artífice del verso sólido y suave, de esa textura contrastante de la vida, tú, en silencio gritas con letras todas las voces y con tus versos se conmueven multitudes del orbe, tú, artesano de la lengua de Cervantes, estás hecho de inspiración insospechada, eres el que deambula por tiempo completo en el pensamiento en pos de la frase jamás inventada, tú, degustas el sentimiento como pan de cada día, lo masticas, lo desmenuzas, lo sufres, le sacas el jugo y lo aderezas con letras, comas, puntos y signos…tú, le pintas el rostro al amor con lenguaje intenso y colorido, haces brotar un manantial de risa con tu pintoresca frase y pones el acento donde se estremece el gozo y la pena del corazón del hombre, hasta lo más hondo, donde sólo tú puedes llegar cuando te lo propones…Sí, tu vocación es traducir la vida en palabras sin más armas que un tintero y un don único para plasmarlas… Tu patria es el alma del que te busca en tu verso inolvidable y en esa prosa que extiendes para darle abrigo porque tu obra es cáliz de amor, consuelo y esperanza cual legado eterno que te emula en las alturas con el sortilegio divino del arco iris que aterriza en el tesoro de tus letras...que te inmortalizan cada vez que son pronunciadas al verse en ellas…

Loret Vásquez Torres


1 comentario:

  1. Sólo desde el alma puede producirse un sortiligeio así... que hechiza la razón y los sentimientos.
    !Qué buen lenguaje expresa el alma! ¿Verdad?
    Saludos

    ResponderEliminar