martes, 1 de julio de 2014

MARGARITA PÉREZ VALLEJOS

De Temuco, Chile
A TI…

Porque la tierra
es madre que recibe dos veces
Cuando llegamos
Cuando nos vamos.
CHILE
Ay, tú…
No me ocultes la sonrisa subterránea
en archipiélagos de dudas que aturden.
Vine de tus entrañas al útero materno
y me siento vástago porque al filo del encuentro
abrazaste el origen en conjuro de siempre.
Huelo a ti en los huertos ajenos
En la piel del amante
En la gloria de los vergeles
cuando miro tu renacer a cada instante.
En la gesta urgente de tu matriz
de incubar sagrado anhelo en tu vientre
no sumaste ni restaste argumentos.
Ecuaciones no entraron en este cuento
porque soy la hija futura que hoy es presente.
Que mañana será ausente
pero así y todo soy abrazo de nueva simiente.
Y no llorarás mi partida porque a tus misterios regreso
cuando marque los ciclos en celeste mar cielo.
Yo no enjuicio este recodo de humano que engendraste
porque amarte es mi sino
Es ungirte en este viaje
que hoy en mármol empielado
y con marcas en la frente
escribe al credo de tu límite
Tan Austral
Tan lejos del Oriente
y en este flanco tuyo verde
que atesoran mis anhelos
cumplidos y por cumplirse
elevo gratitud y oración más sincera del consciente:
Gracias tierra mía
Madre dos veces
porque conmigo te atreviste.
Porque tenías que ser valiente.

Maria Margarita Perez Vallejos
Derechos Reservados de Autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada