martes, 1 de julio de 2014

LUIS ALBERTO TORO OSSANDÓN



De Arica Parinacota, Chile

LA MAGIA DE LOS TAMBORES

El mágico sonar de los tambores legûeros, navega por el espacio infinito
junto a un mar de estrellas milenarias que iluminan este rostro oscuro.
Mientras mi alma vibra marcando en cada paso el latir del corazón,
cada sonido parece llevar de forma misteriosa al éxtasis espiritual, 
viajando por lugares maravillosos, indomables y desconocidos.
Los árboles danzan en mi memoria, entretanto las flores ríen con sus colores
al paso del arcoiris señalando una esperanza indomable …
¡Ay tierra amada! Tú que viste mi llanto regando los huertos,
y mi sangre abonar tu cuerpo, me cobijas y proteges de la mano indolente.
Hoy lloras junto a mi, el dolor y la pena de mis ancestros ya idos. 
El viento en su lamento me cuenta historias de tiempos pasados, 
leyendas acaecidas en otras lunas de plata, libres y lejanas de estos lares . 
Mi alma se libera de las cadenas invisibles, deteniéndose en tu seno 
que ofreció paz a mis abuelos, recordando sus raíces, dejadas allende la mar,
donde quedaron tantos espíritus perdidos junto a los sueños de libertad
¡Ay madre patria!. Abriste tus brazos dándome el abrigo que negó el hombre blanco.
Me diste por compañera en mi dolor a la morena, negra y mulata aceituna de Azapa
que baila junto al viento, movida entre las hojas de los verdes olivos, 
representando la fortaleza de nuestra etnia ante las adversidades del tiempo.
Sobrevive glamorosa, bella y sensual, cual las hembras de nuestra raza,
danzando frenéticamente, al ritmo del tronar de los dunun ancestrales.
Fuerte, como los hombres de ébano curtidos por el padre sol, y junto la magia de la música llevada en sus almas desde el pasado. 
Hoy reviven en la memoria los recuerdos de la sangre dejada por los abuelos
que llegaron en barcos de miseria y muerte desde un lejano continente verde…


Luis Alberto Toro Ossandón
Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada