lunes, 1 de diciembre de 2014

GUILLERMO MAGLIARELLI



De Buenos Aires-Argentina

TÚ, QUE NUNCA MÀS

Un poema, una flor, un sueño de amor
que trunco ha quedado;
tu sonrisa y tu voz, tu beso y pasión,
y un árbol tallado;
no sé lo que fue, tampoco ilusión
yo puedo llamarlo.

La dulce canción, que un día, los dos
muy juntos, cantamos;
las lágrimas que, vertiste una vez,
y mojaron mis labios.
Tu sonrisa, también, que hizo olvidarme
de todo lo malo,
un mechón, que aún, en un viejo cajón,
lo tengo guardado.
El anillo, que fue la gran esperanza,
que juntos soñamos.

Esto quedó del tiempo feliz
de un loco verano;
un alma dichosa, la tuya,
y yo, que tan solo, soy tu pasado.

Guillermo Magliarelli
http://vagabundodelossuenos-guirroma.blogspot.com


1 comentario:

  1. Guille, mi amigo casi hermano, feliz de encontrarte en esta página te dejo mi abrazo gigante en la belleza de tu poema que llenó mi alma de ternuras plenas.

    ResponderEliminar