lunes, 1 de diciembre de 2014

MATÍAS CANGA




De Córdoba, Argentina



Del miedo hacia el pánico hay un retraso
Del cielo al infierno el ser solitario
De nieto a abuelo entender lo tasado
De poeta a loco es instantáneo

Del error hasta el suelo hay gravedad legislando
Del dolor al consuelo la presión de un abrazo
Del humano hasta el perro la correa del amor
Del corazón al cerebro el lugar donde estamos

La distancia es un concepto de mil modos reglado
Mi mensura es solo un juego con palabras de cruzado
No disparen, hagan fuego, rodaremos como dados

Del camino al destino el objeto del deseo
De lo hormonal al cariño el intercambio de argumentos
De lo intelectual al instinto fricción en los glúteos
de lo normal a lo distinto lo escrito en el cuaderno

Del censurar al castigo la tiranía de necios
Del condenar al delito hay un juicio previo
De la libertad al presidio haber sido lento
De la actualidad a lo histórico cicatrices de a cientos

La distancia es magnetismo para aquel enamorado
Se anula cuando simio veo, escucho o hablo
O animal fáctico al insertar el falo

Del aburrimiento al tedio hay pantallas y cuadrados
Del ser social al ostracismo ya está digitalizado
De colonia a estúpidos el comprar lo importado
De cobarde a gaucho el sentimiento patrio

Del total al individuo leyes que respetamos
De egoísta a ermitaño la conciencia del prójimo
De eventual a diario la constancia de un periódico
De ocultar a darlo Dial Lecto blog de dardos.

Matías Canga

— 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada