lunes, 1 de diciembre de 2014

AMANDA MOREL



De Noetinger, Córdoba (Argentina)

  
RÍO DE POETA


Entre el poeta y su río
No hay distingos:

La misma calma
La misma furia

Si el cauce lo permite
El río regala aguas
El poeta ofrece la palabra

Poeta y río
Descarnan raíces
Sin que los aflija la verticalidad
De la savia.
Cargan con el agua de los cielos
Doblando las espaldas
O le hacen trampas a la luna
En el multiplicado espejo de nácar.

Ingenuo río
Loco poeta.

Cimbreantes como
Risas de niños
En la ribera descalza

Amanda Morel
De su libro “Limpidez de Cántaro”
 Editorial Argos, 1995

No hay comentarios:

Publicar un comentario