lunes, 1 de diciembre de 2014

WALTER FAILA



De Santiago del Estero-Argentina,

EXTRAVIADOS

No quiero ignorar éste misterio.
Prefiero la obra que construye tu palabra.
Los besos eximidos de injurias y despechos,
callados, como el filtro que retiene la borrasca,
la uva ennegrecida de arrugas en el suelo,
y el vino esperando su pulpa nauseabunda.
¿Por qué, ahora te sumerges, sirena de vertiente,
en las piedras oscuras y profundas del silencio?
Prefiero las velas, rasgadas de granizos y tormentas,
nuestra barca extraviada, en los deltas de una isla.
La verdad, a la ignominia, adherida como un luto.
Prefiero tu desprecio como nube desbocada,
tu pezuña de pantera desgarrando mis oídos.
Espero tu palabra, sin trapos ni corpiños,
tu decir, mas allá de gemidos sofistas,
de guiones de revistas, y eróticos emblemas.
¿Por qué me hablaste aquella tarde,
gentil, al borde del camino?
¿Acaso sediciosas, tus razones se troncaron?
Mi cuerpo amontona poco a poco la ceniza,
las brasas subyacieron empapadas por la lluvia.
El sueño se ha encogido en medio de dos gritos.
El amor se ha achatado, como un pan sin levadura

Walter Faila
http://wfaila.blogspot.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada