lunes, 1 de diciembre de 2014

CARLOS RINALDI




De Rosario, Argentina 


AL LECTOR ANÓNIMO

Tú, que lees por azar estas palabras breves,
eres el lector anónimo y también buscado.
Impersonal, atemporal, y hasta misterioso.
La hechura de estas líneas para ti ha sido pensada,
de tu evocación difusa nació el llamado de las letras,
la búsqueda de la inspiración, la prueba y el error
de las voces adecuadas, la métrica y sus ritmos.
Lector anónimo, juzgador invisible,
receptor desconocido de estas reflexiones,
ojalá que en ellas encuentres sosiego.
Ojalá no las desdeñes por pobres o cripticas,
Espero que las sientas propias, tuyas, nuestras.
Sólo puedo hablarte de sueños, de atardeceres, 
de puntos de partida, de amores y reencuentros.
De héroes olvidados, de ruinas extraviadas, de viejas cartas,
de libros perdidos, de versos nunca escritos.
Creo que lo habrás entendido,
estamos hechos de la misma trama.
La que te coloca a ti, en la búsqueda de estos versos simples,

y a mí, en la oportunidad de ofrecértelos, si así los quieres..

Carlos Rinaldi

Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada