lunes, 1 de diciembre de 2014

CARLOS H. MACCHIAROLI


De Buenos Aires, Argentina 

 SIN PENA NI LLANTO


Suelo andar a orillas del río
Con algunas de mis viejas penas,
Pero ya no son pesadas cadenas
Las que cargo conmigo.
Me planto y pesco en la ribera
Mientras imagino que lleva el río,
Ese ingrato y falso cariño
A la que le entregué mi vida entera.
Saltan las mojarras dicharacheras
Las gaviotas juegan sobre el agua,
Mientras otros peces veloces nadan
Trinan alegres las gorrioneras.
Y entonces medito sobre la vida
Que es tan bella y tiene encanto,
Que no merece la pena ni el llanto
Que derrama esta pobre alma mía.

Carlos H. Macchiaroli 
Derechos Reservados de autor



No hay comentarios:

Publicar un comentario